viernes, 5 de agosto de 2016

Diario de un cuidador inexperto...

Ayer os quería contar que mi madre no sabe valenciano,cuando llegamos del sur hace cuarenta y tres años. lo primero que descubrió fue el mar, los descubrimos, juntos,fuimos en autobus desde Sedavi a Pinedo,
Aquellos años, primero de los setenta, era un lujo este país valenciano,los niños suvian gritando al autobús, con sus bañadores coloridos, con sus neveras de hielo, aquellas, que seguro tu también tuviste, unas que pesaban una ''tonelada`` enormes, el hielo ya se lo fabricaba la gente con sus medios, aquí a parte del mar, y de mil paraísos mas,que fuimos descubriendo poco a poco, uno de ellos muy importante fue que comíamos, tres veces al día desayuno, comida, y cena, hasta merendamos, y comíamos comida comprada por nosotros, con nuestro sueldo , en el sur casi siempre comíamos, lo que nos daba el señorito, que no estaba mal tampoco, en mi familia nunca nos quejamos de la comida.Entre otras cosas, descubrimos lo que es una nevera, junto a la radio, el mejor invento del siglo veinte, eso lo digo yo, cada uno tiene sus preferencias, para mi madre tener una nevera, fue un antes y un después su nevera. no la del señorito, todavía dice como enfría mi nevera, que buena nos a salio Joselito.
Aquel domingo de agosto subimos en el autobús, los niños se colaban, y subían gratis, corrían hacia el fondo.de aquella tartana, las ventanillas bajadas, casi a la altura de la cintura, los niños sacaban el cuerpo fuera, haciendo unas piruetas, peligrosas, el conductor ''refunfuñaba". mi madre pregunto cuanto costaba el billete, y el contesto,el de voste cin pesetes , el chiques gratis.mi madre se quedo sorprendida, por que no entendía lo que le decía aquel hombre, el conductor al verla paralizada, blanca del susto, le dijo sonriendo, de donde es voste, y madre dijo de Baeza, le acerco el monedero de tela y el cojio las cinco pesetas.
El autobús aquella tartana, que recorria las huertas, los campos verdes,mi madre me dijo mira Joselito, mira que campos de trigo, y la señora de al lado le dijo, no, això no es trigo, es arros, y mi madre otra vez en silencio, miro a la huertana, que llevaba unos tomates preciosos, y ella al hablarle en valenciano, me miraba como si yo supiera, lo que me decía, y yo me encogía de hombros, y con un gesto en la cara,que enseguida descubrió la huertana, no entes el valenciano chiquet, yo le dije con la cabeza no.
Entonces la señora le dijo a mi madre, le hablare en español, entonces al castellano se le llamaba ''hablar en cristiano``Franco castigaba de una manera brutal a las gentes que hablaban valenciano, los maestros en las escuela le obligaban a los niños a hablar en '' cristiano`` y mas de uno me cuentan sufrieron castigos severos por parte de los maestro, por hablar el valenciano.
Mi madre ya hablaba,con Amparo distendida mente, luego fueron amigas por que AMPARO años después vendía ,verduras y huevos en el mercadillo del parque ALCOSA.
Mi madre siempre le tuvo un cariño al valenciano,alguna vez, le salia el bon día Vicent, le daba una entonación muy musical, Vicent socarronamente con una sonrisa, le decía Joaquina quieres´´ creilles``y ella se reia, esa fue la palabra que mas le costo, creilles, patatas, que era lo que mas se gastaba en mi casa.
MI madre en cualquier lugar del mundo no hubiese tenido problemas con la lengua ni francés ni alemán, ni ningún idioma ella es una ciudadana del mundo que siempre sabe ''estar`` y el respeto por los de mas, fue su filosofía, sin saberlo, en su casa mi abuela le enseño humanidad, y sencillez, y con eso no hay barreras, mi madre no sabe valenciano, pero le encanta escuchar, a sus nietos hablando,entre ellos, valenciano y ella les interrumpe y les dice yo se decir bon día y se ríe,que grande es mi madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada