domingo, 17 de septiembre de 2017

VERSOS DE UN POETA PRECARIO
LA CASA DEL SUR
Para mi hermano.
Me miraba temblando
como si me conociera
Siento en mi pecho el frió
que abre tus entrañas.
Era de oro el tiempo
que nos acerco.
Cruce la soledad
se tus místicos dominios
entre la nostalgia
y tu desconchada piel.
El musgo crecia
de tus rodillas,
la bóveda de tus latvios
yacía herida.
El espeso olor a Sur,
penetraba en nosotros,
el tiempo y el miedo
abrazaban nuestros cuerpos.
Fantasmas, sombras,
de un pasado eterno.
habitamos el silencio
de un crepúsculo.
Hoy recuerdo,
el día que nos fuimos,
todo lo que dejamos atrás.
es hoy nuestro equipaje.
Hermano.
septiembre del 2017
víspera de mi cumpleaños.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

VERSOS DE UN POETA PRECARIO
AGUA DE GRIFO
Nací este mes virginal.
Soy de familia pobre
que no se lavaban
los dientes nunca.
El agua del pozo
me acompaño
hasta la adolescencia,
en un lebrillo,remendado.
Cadenas me atan
a la tierra,del hambre,
el fondo del pozo
es hoy fango.
Bebo agua del grifo
que enfrió, para endulzar
su estridente,sabor
a lejía.
No me avergüenzo,
de andar ligado.
al rió,de mi infancia
que ya no canta.
Tampoco es orgullo
lo que siento,de ser
pobre,puedo berber
agua envasada.
Pero prefiero
la del grifo.
me acerca mas
a mi infancia.
Si amorrado al acero,
en la cola de la fuente
del oro, esperando turno
para saciar mi sed.
septiembre del 2017.

jueves, 31 de agosto de 2017

VERSOS DE UN POETA PRECARIO.
MAR HERIDO
Detrás de la avenida
esta el mar.
El que cura,mis heridas.
Agua, y lluvia.
para mis, torturadores.
Esta mañana, tras
los goterones negros.
escondida la hiena,
con sus colmillos
buscando sangre.
El acero de la daga
olía a nicotina,
quemaban los ojos
de la furia.
Oscuros gritos.
Tratan de poner
niebla entre tu y yo
mar de mis días.
que salvas.
mi amargo resistir.
Son las ocho, mi
sangre se derrama
por mis ojos,
como cae el tiempo
en un reloj digital.
Me gritan,y es la daga
putrefacta,que ladra.
El mar sigue en mis
pupilas sangrientas.
mi corazón desbocado, resiste.
Hay días que no lo son,
infectas celdas,enloquecidas
donde,morderme la lengua
me cuesta sangre.
solo el mar, merece este día
31 de agosto 2017..
VERSOS DE UN POETA PRECARIO.
MAR HERIDO
Detrás de la avenida
esta el mar.
El que cura,mis heridas.
Agua, y lluvia.
para mis, torturadores.
Esta mañana, tras
los goterones negros.
escondida la hiena,
con sus colmillos
buscando sangre.
El acero de la daga
olía a nicotina,
quemaban los ojos
de la furia.
Oscuros gritos.
Tratan de poner
niebla entre tu y yo
mar de mis días.
que salvas.
mi amargo resistir.
Son las ocho, mi
sangre se derrama
por mis ojos,
como cae el tiempo
en un reloj digital.
Me gritan,y es la daga
putrefacta,que ladra.
El mar sigue en mis
pupilas sangrientas.
mi corazón desbocado, resiste.
Hay días que no lo son,
infectas celdas,enloquecidas
donde,morderme la lengua
me cuesta sangre.
solo el mar, merece este día
31 de agosto 2017..

lunes, 7 de agosto de 2017

versos de un poeta precario.
Tormenta seca
Creo que sin ella,
sin mi orilla desierta.
no seré nunca mar,
soñamos juntos.
Por que esas huellas
que se bautizan,
con un rayo de luna
son mis pasos de ayer.
Por que las cicatrices
del amor,las acaricia
la luz de la luna,
esta noche acantilada,
Mi corazón se empapa
de recuerdos,
de besos infieles,
una huella triste.
Bajo la lluvia lenta
mis paso, detenidos.
Yo me conozco,
hoy no soy el de ayer.
Recuerdo el día exacto
que tu humedad,
entro en mi cuerpo
mar de mis entrañas.
Fue en agosto,
me escape del sur,
y por primera vez
mis ojos fueron mar.
Llovía como llueve
ahora, mis ojos
se arriaron, rumbo
a la luna, donde ahora
también llueve.
AGOSTO 2017.

lunes, 17 de julio de 2017

Diario de un cuidador inexperto.
Las noches de calor,para mi madre son terribles,para todos son muy malas el aire espeso,que nos envuelve,cargado de angustia,y de química para sobrevivir,mi madre pide agua,una y otra vez, intenta que por los labios, llegue una brisa imposible,me pide que le moje la frente con agua del pozo,esa agua de la infancia tan lejana,que ya ni existe.
Que abra el balcón del cariño y las emociones,el de los recuerdos de una casa de piedra con paredes centenarias,que en el sur hacían las noches mas dulces,yo que esta noche fue imposible pegar ojo contemplo los detalles de estas colmenas que se hicieron,en los años de la emigración,pisos de 90 metros,con paredes de papel,sin ningún sentido de orientación,sin aprovechar la brisa marina,tan cercana,una locura de construcción inhumana,que pagaron en 40 años,a las afueras entre fabricas,y asfalto sin un árbol que de sombra,mi madre me pide que abra la ventana,que quiere saborear el aire fresco del corral,y yo le digo que no puedo abrir las ventanas que se escapa el aire acondicionado,y el bochorno soporífero,húmedo no nos dejara dormir y lo de dormí es una utopía por que el sudor,empapa mi cama portátil,y la frente de mi madre que emana, sudores químicos de tantas pastillas como toma.
Ella insiste que le abra la ventana,y se la abro de par en par,el paisaje es un deslunado,con manchas sucio,y lleno de maquinas de aire acondicionado,que rugen como vestías con sus motores,girando,echando calor,el ruido es terrible para colmo se oyen los aviones,que traen a miles de turistas,al mediterráneo,dantesco detrás de la ventana,mi madre me pregunta donde esta la higuera,donde la parra que da la sombra al corral,y descubro que ella esta despertando a la cruda realidad,que en sueños durmió en su casa del pueblo,pero ahora esta en su colmena,en un agujero que le llaman habitación con vistas al deslunado,en las afueras en un piso donde el calor asfixia,donde las noches son un infierno y los días eternos.

domingo, 9 de julio de 2017

Versos de un poeta precario.


LUNA DE TINIEBLAS.


Anoche te cante
mi canción laica.
Rece mis maitines
carentes de pasado.
La luz de tus ojos
se ahogaba en las olas.
en el vientre,luminoso
de un mar,de luciérnagas.
De tu vientre,luna,de los pobres,
derramabas,lagrimas negras.
caían en la orilla,
del mar de los abrazos.
La playa, era un campo
de batalla,mujeres hombres,
niños,cuerpos del olvido,
cadáveres de nuestra guerra.
Hermanos de hambre
que naufragaron,
en aguas, inocentes.
muertos, sin sangre.
Terror y silencio,
en el campo de batalla,
unos ojos,miran el mar.
Son sobrevivientes.
En el paseo marítimo
los náufragos, cantan
una danza,Africana
por los que no llegaron.
Venden furtivos zapatillas
camisetas,de dioses.
Sobreviven al poder,
con cánticos, y recuerdos.
No lloran, por que no les quedan
lagrimas, son luz y memoria,
testigos de un genocidio.
Sin juicio, supervivientes,de las tinieblas.
Victimas, del capital,
del poder invasor,de los tiranos.
Seres vencidos,que venden,
camisetas de dioses.
julio del 2017.