lunes, 17 de julio de 2017

Diario de un cuidador inexperto.
Las noches de calor,para mi madre son terribles,para todos son muy malas el aire espeso,que nos envuelve,cargado de angustia,y de química para sobrevivir,mi madre pide agua,una y otra vez, intenta que por los labios, llegue una brisa imposible,me pide que le moje la frente con agua del pozo,esa agua de la infancia tan lejana,que ya ni existe.
Que abra el balcón del cariño y las emociones,el de los recuerdos de una casa de piedra con paredes centenarias,que en el sur hacían las noches mas dulces,yo que esta noche fue imposible pegar ojo contemplo los detalles de estas colmenas que se hicieron,en los años de la emigración,pisos de 90 metros,con paredes de papel,sin ningún sentido de orientación,sin aprovechar la brisa marina,tan cercana,una locura de construcción inhumana,que pagaron en 40 años,a las afueras entre fabricas,y asfalto sin un árbol que de sombra,mi madre me pide que abra la ventana,que quiere saborear el aire fresco del corral,y yo le digo que no puedo abrir las ventanas que se escapa el aire acondicionado,y el bochorno soporífero,húmedo no nos dejara dormir y lo de dormí es una utopía por que el sudor,empapa mi cama portátil,y la frente de mi madre que emana, sudores químicos de tantas pastillas como toma.
Ella insiste que le abra la ventana,y se la abro de par en par,el paisaje es un deslunado,con manchas sucio,y lleno de maquinas de aire acondicionado,que rugen como vestías con sus motores,girando,echando calor,el ruido es terrible para colmo se oyen los aviones,que traen a miles de turistas,al mediterráneo,dantesco detrás de la ventana,mi madre me pregunta donde esta la higuera,donde la parra que da la sombra al corral,y descubro que ella esta despertando a la cruda realidad,que en sueños durmió en su casa del pueblo,pero ahora esta en su colmena,en un agujero que le llaman habitación con vistas al deslunado,en las afueras en un piso donde el calor asfixia,donde las noches son un infierno y los días eternos.

domingo, 9 de julio de 2017

Versos de un poeta precario.


LUNA DE TINIEBLAS.


Anoche te cante
mi canción laica.
Rece mis maitines
carentes de pasado.
La luz de tus ojos
se ahogaba en las olas.
en el vientre,luminoso
de un mar,de luciérnagas.
De tu vientre,luna,de los pobres,
derramabas,lagrimas negras.
caían en la orilla,
del mar de los abrazos.
La playa, era un campo
de batalla,mujeres hombres,
niños,cuerpos del olvido,
cadáveres de nuestra guerra.
Hermanos de hambre
que naufragaron,
en aguas, inocentes.
muertos, sin sangre.
Terror y silencio,
en el campo de batalla,
unos ojos,miran el mar.
Son sobrevivientes.
En el paseo marítimo
los náufragos, cantan
una danza,Africana
por los que no llegaron.
Venden furtivos zapatillas
camisetas,de dioses.
Sobreviven al poder,
con cánticos, y recuerdos.
No lloran, por que no les quedan
lagrimas, son luz y memoria,
testigos de un genocidio.
Sin juicio, supervivientes,de las tinieblas.
Victimas, del capital,
del poder invasor,de los tiranos.
Seres vencidos,que venden,
camisetas de dioses.
julio del 2017.

martes, 4 de julio de 2017

Diario de un cuidador inexperto
Mi madre me hace ''chantaje '' emocional es una niña de 84 años y emplea sus artimañas como si de una niña fuera,los padres como yo que le han dado casi todo lo que me pidieron mis hijos, y me rendía pronto, que pocas veces le dije a mis hij@s no, también es cierto que ambos entendieron en que clase de familia vivían, una familia pobre donde, solo se podían pedir besos y caricias, porque la cuenta corriente no existía pues siempre estábamos hipotecados, y después de muchos años seguimos con nuestra economía precaria hipotecada,claro esta,los mayores son comos los niños les encantan los besos, y las caricias,mi madre quiere tenerme siempre con ella,a veces me tumbo en el sofá, me llama , si no me ve yo, espero unos minutos y rápidamente, salen de sus labios la frase se ha ido joselito, su voz se pone nerviosa, y alza el tono ¡joselito¡ yo me acerco hacia ella, que rompe a llorar,joselito no te vayas que cuando te vas me pongo triste me dice.
Yo le digo que tengo que trabajar y ella hace un gesto desconcertado,su mirada últimamente, esta muy perdida y es difícil adivinar sus pensamientos,lo que siente, yo siempre he leído en sus ojos en su mirada sus sentimientos,lo que ella pesaba en que territorio estaba, si se encontraba en el lugar donde nació,si sentía nostalgia o tenia recuerdos de su infancia su mirada siempre le delato, sus ojos del amor siempre estuvieron en su cara y cuando alguna vez su mirada se caía yo savia que algo malo pasaba.
Ahora no se si esta en el pasado, si esta junto a su madre o me esta curando las heridas que nos hacíamos en las eras mi hermano y yo persiguiendo una pelota de ''piedra''.
Cuando las miradas se vuelven planas,cuando se pierde el brillo de los ojos, cuando las miradas,pierden el amor, cuando la luz de los ojos se queda vacía,cuando las lagrimas pierden la fuerza de las lagrimas,el llanto se hace emocional y se utiliza para pedir un poco de amor, un no te marches nunca,la vida entonces empieza a marcharse, cuando alguien que siempre ha vivido con toda la fuerza de una mujer, fuerte muy fuerte, siempre en la trinchera, que canto siempre aunque le dolía,alguien que su vida crecía de cada poro de su piel que transito siempre por la alegría, a pesar de las heridas.
Ahora me pide que no la deje nunca, que no me vaya de su lado, que coja una silla, y le lea cuentos, cuando me tengo que ir de su lado con mentiras piadosas,desarmado sin esperanzas,me siento, perdido perdido en la niebla de los años, con la enfermedad entre mis dedos,con toda la tristeza que pueden tener el llanto de una MADRE.
Diario de un cuidador inexperto.
Ahora estoy frente a mi madre en el momento de la tarde en que se impone la lectura,hoy toca el maestro don Vicente Blasco IBañez,mi padre deja descansar sus 90 años en un viejo sofá,a pesar que la funda que lo protege esta nueva, para mi padre el sofá siempre esta impecable,en mi casa los muebles siempre están nuevos , ellos que compraron su primer y único sofá hace cuarenta años en el pueblo por no tener no tenían ni muebles,si acaso una mecedora,que yo salve del trapero cuando la casa fue herencia,nada mas triste que repartir una casa,los recuerdos de lo que fue una familia se dispersan,como los emigrantes por el planeta,lo que queda después de pasar el trapero,son escombros,la vida es a veces como una cachareria,toda llena de trastos,donde vivimos encerrados,sin saber que lo hermoso de nuestra existencia,esta en la calle en el aire,en la brisa fresca que se cuela entre las macetas,esta tarde preciosa de julio,yo comienzo a leer el Sapo que es el cuento que he elegido.
Veraneaba yo en Nazaret que así comienza el cuento,un pueblecito de pescadores cerca de Valencia,levanto la mirada y mi madre esta dormida quizás,este soñando con el mar de Nazaret,no se en que lugar se encontrara ahora en que playa,que orilla mojara sus pies, pero ella duerme,yo cambie de cuento y ahora estoy leyendo el sol de los muertos,que es el cuento donde Blasco hizo testamento de su vida,Don Vicente escribió este relato 4 años antes de morir,y su personaje era un poeta,Montalbo al escritor le encantaba el mar,y las orillas del Sena,los bosques de Bolonia,tal vez este ahora en su balcón de la Malvarrosa,mi madre esta durmiendo,con los pies en el agua en las orillas de Nazaret,como la literatura,nos trasporta a los verdaderos paraísos, los de lo sueños yo estoy sufriendo las maderas de un sofá ,,nuevo,,que se me clavan como puñales en la espalda,el Sol de los Muertos,me salvara esta tarde es decir la lectura,los libros nos agranda la vida,buena siesta mama,que sueñes con tu mar el que yo te regalo esta tarde.
Diario de un cuidador inexperto.
Mi madre la han despertado los gritos de la calle,la bacanal continua de los sabados de madrugada,en verano se acentuan por que el balcon tiene que estar abierto,el estruendo del botellon,a las afueras,por que los pobres siempre vivimos a las afueras,en la interperie dela vida,donde no cantan ruiseñores,la banda sonora aqui es otra el ruido,de los coches que derrapan,el olor a neumatico quemado,junto alos gritos de uma joven que dice,no me toques,y el borracho baboso,que insiste en ,,magrear,,a una muchacha,que grita y rie a carcajadas a la vez,las puertas abiertas de los autos,con un ruidos infernal,en uno suena una bachata atronadora,y en el de a lado un ruido insufrible,que no se por que alguien grita baja la musica,si esto atronador que se escucha no puede ser jamas musica.
La musica es otra cosa,bien distinta,mi mirada desnuda,por que en calzonzillos desde el balcon de un tercero,comtemplo,el expectaculo,el terciopelo se mezcla,con los vomitos, y los gritos de una niña que grita hijo de puta vete a la mierda,mi madre asustada me dice Joselito, que pasa en la calle,yo la calmo le doy un beso en la frente, le digo sigue durmiendo,ella me dice hecha el ""el cortinon" di les Joselito que no griten, que estoy enferma,y guardame los alpargates, que no los moje el rocio,es lo mas coherente que me paso esta noche,pasar el"""cortinon"que no existe por que lo de mas es botellon bacanal absurda del sabado,de madrugada,para llegar a esto no se intento hacer,la revolucion.
En mi cama plegable vigilando el insomnio de mi madre,y en la calle la revolucion imposible,paren el mundo que yo me bajo.

viernes, 30 de junio de 2017

Versos de un poeta precario
OBRERISMO
Miro mi nomina
de pobre.
Y descubro
que ya no soy
un obrero,
Soy un técnico
de mantenimiento,
y siento escalofríos,
todo me da miedo,
ya no soy un obrero.
Seguro que de mi frente
no es sudor, lo que cae,
si no sintética tecnología,
lo de mantenimiento,
lo entiendo,mantengo el estado.
Mantengo,las alfombras
rojas,y lo que se esconde
debajo, las medallas
de los generales,las dietas,
y la santa monarquía.
Ya no soy, un obrero
ni siquiera,un asalariado,
ni jornalero,ni un paria,
soy un técnico precario,
esclavo de este siglo,del ''sacrificio''
El lenguaje capitalista,
hizo de las palabras
un arma, los obreros,
sobran,ahora somos técnicos
esclavos precarios,de la miseria.

viernes, 23 de junio de 2017

Diario de un cuidador inexperto
Mi madre esta tarde se quería marchar a su otra casa,yo le pregunte,- a que casa y me dijo a la que sea quiero salir de aquí,quiero irme.
Me deja desarmado pero no me extraña, en tardes como estas, que el calor achicharra,a quien no le dan ganas de irse de casa,cuantas veces yo me quise marchar, a cualquier lugar, a veces sentimos un mal que nos agobia, que yo no se describir, quizás mi madre ahora sienta eso, el deseo de huir de todo, de perderse, por las calles de un lugar desconocido, por las alamedas de una ciudad sin nombre, cuando la soledad,nos atrapa,huir es un destino bueno siempre,y no me digan que abra las paginas de un libro, por que tengo uno en mis manos bien bueno, y mis ojos no están en las paginas de este libro, el territorio de los libros es el que mas me a salvado de tardes de angustia como la de hoy, pero confieso que prefiero cerrar el libro,por el bien de la literatura y por mi mismo, mejor caminar,salir a las calles huérfanas, de gente que triste una calle vacía una ciudad donde solo hay fuego, donde la brisa, se esconde,en no se que rincón.
Huir mi madre quiere marcharse y yo con ella, huir por las calles vacías,aunque sea solo, para olvidar el tedio que a veces nos invade,mi padre dice que esta mal, que la ''manía que tiene de irse a otra casa'' no es normal y sin embargo yo la entiendo, yo se que no son caprichos de niña grande, si no verdaderas ganas de ver otro paisaje otras gentes,deseos de caminar aunque sea por el infierno,yo esta tarde me refugie en las entrañas, en la soledad de una tarde larga, en un barrio desierto,caminando por el infierno por que a veces tenemos que caminar por el infierno para saber que aun nos queda la esperanza , que las alamedas serán mas grandes cuando uno salga de esta soledad interior, que nos atrapa que dispersa, lo mejor de nosotros, que nos ataca en cualquier momento,a mi madre esta tarde a mi también solidario hasta en las ganas de huir.