viernes, 9 de febrero de 2018

Versos de un poeta precario
Agua negra,
Se fueron los días de paraguas,
días de niños,y charcos,
dos de mis secretos,
infancia y agua,
la nieve siempre fue un misterios.
En mi calle,
quedaron los cadáveres húmedos,
el agua negra, en los huecos
de la vida.
Ahora miro los arboles
urbanos, enmacetados
en la acera,con el agua negra
en sus pies,
y siento el frió de sus ramas.
Asomado al balcón,
miro las nubes de ceniza,
el tiempo de lluvia,
es casi un milagro en mi
calendario precario,
Mi vida se acostumbro
demasiadas veces a ser
un campo de yerba seca,
hoy camine por la acera,
y observe los restos, de la lluvia
el agua negra del asfalto,
Busco la nieve y ella no esta.
pienso que la nieve,
es para el paraíso.
Y yo ahora camino,
en una ciudad de lluvia negra.
8 febrero 2018.
Anocheciendo,en la avenida
de los arboles, enmacetados.

jueves, 25 de enero de 2018

Versos de un poeta precario,
Poema empezado
Con el animo colgando
del ultimo golpe,
y un finísimo frió en las venas,
anclado, en el puerto
del olvido,
Esclavo de un verso
sin terminar.
Asomado al petril
de un folio en blanco,
oigo soplar el viento,
miro las hojas oxidadas
de la tarde,
como se arrastran,
buscando el muro
para abrazarse,la pared
de cal,del sur,donde
los gatos aran su lecho.
Las hojas muertas
saben de mi silencio,
conocen mi casa, mis ojos,
pero no se detienen
están muertas
y no se detienen,
como este poema
empezado, que no
existe.
Pero no se detiene,
verso de angustia
sin escribir.
25 enero 2018,
esperando la noche.

domingo, 21 de enero de 2018

Versos de un poeta en precario.
Del cielo al mar.
Esta mañana luminosa
de invierno,domingo.
todo el día.
Con la mente
vacía,comenze mi terapia,
matinal,entre gritos,
de gaviotas,risas de borrachos
que se fuman el mundo,
en el paseo marítimo,
que toman la ultima,
antes de dormir la resaca,
que les dejara en el anden
del lunes.
Yo desnudo mis pies,
despacio como se desnuda
a esa mujer que quieres,
sentado en la escalera
del malecón,cerca,de la orilla
se desperezan las barcas,
varadas,el sol se derrama
desde un balcón del cielo.
El mar tiene tejado,
y es azul,con tejas
de algodón,me acerco
a la orilla,para escuchar
la canción de '' matinada''
de unas olas, que me conocen.
Para saborear los últimos silencios
antes que la mañana
entone su banda sonora.
Antes que retocen los perros
con su alegría canina,
en la orilla,con toda
la libertad,que les da su dueño.
Sin correas al cuello, galopan,
los grandes y los pequeños,
y yo también tengo ganas
de galopar, por esta arena
virgen de huellas.
Pero la artritis de mis pies,
me recuerdan
que los años, no me permiten
galopar.
Entoces inicio,mi camino
entre el cielo y el mar.
lentamente,de mis ojos,
se desprende una lagrima,
y pienso en mis padres,
que no podan caminar
por esta orilla.
Yo caminare con ellos,
los llevare en mi alma,
a tod@s, a los que nunca
pudieron caminar,por el agua
y sentirán,la humedad,
en su piel cuando,
les lea estos versos.
de cielo y mar,
que no me pertenecen.
Playa de la Malvarrosa.
21 de Enero de 2018.

lunes, 15 de enero de 2018

Versos de un poeta precario.
Rebaño y trabajo.
Quiero deciros que el rebaño
devora mis nervios,
desarbola mi combate,
Tal vez tu, me insinúes,
levemente,con el lenguaje,
de los pájaros,
Que yo también soy rebaño.
Cordero que madruga,
para ganarme el pan,
que no me como,
por que no me gusta,
la masa,uniforme de la
ciudad.
Quizás, por eso mi locura.
mi enloquecido silencio
de lunes.
Mi mirada de naufrago,
de barco sin mar,
y mar sin orillas.
Ahora que abro la tumba
de un día,sin flores, sin canto,
tristes días,de rebaño,
y perros adiestrados,
que me ladran.
Ahora es el momento
de ahuyentar,la rabia
lavarme la cara,
curarme las llaga,
del mordisco canino
de un animal con corbata.
Preparar la siembra de mañana,
reparar el lecho helado,
que me empujo
de madrugada,hacia el abismo
del rebaño.
Esta noche
entrare en los sueños
de una mujer desnuda.
Para que me salve
de este hastió que invade,
mi rutina, de rebaño,
y trabajo mal pagado.
15 de Enero 2018,
lunes de ''cumbre de Enero''

miércoles, 10 de enero de 2018

Versos de un poeta precario.
Fernando Pessoa.
Se acaba el día,
el tiempo humedecido,bebe
un café,en las orillas,
de tu rió.los tranvias
bajan sus''esqueletosas''
maderas,bajo una lluvia
de flashes.
Arde Lisboa,
en mi memoria.y busco,
el amor de OFELIA,
entre una catarata,de cartas.
La ciudad vieja naufraga,
entre orines,y abandonos,
las hienas,del progreso
miden tu piel.
Yo huyo, del olor,a quemado
huyo, con miedo, de perderte
en manos,del oscuro
progreso, mi pecho busca
aire limpio,en la AV, Libertade.
Esta tarde, que la distancia
lleno de naufragios,
pienso en ti, y no vivo,
miro la fotografía,y mi alma
naufraga,en un fado triste.
Apenas hace unos dias
que la eternidad,nos unió
por unas horas,y ahora
poeta,busco tu estrella
en el silencio,donde
descansas,eterno.
Mañana sera otro dia
los peregrinos,vocacionales
de tu desasosiego,
tocaran tu pecho
con la emoción,sagrada,
de sentirse heteronimos,
de tu territorio.
Poeta yo madrugue
para verte,la brisa matinal,
era un manantial en mi cara,
mojaba, tu religión.
Ahora me siento devoto
de tus noches.
Por que
tus dias son una locura
llamada,turismo,
masas humanas, sin memoria,
armadas de prisa,que pisotean
la lírica de tus días.
10 ,enero, 2018.
Versos de un poeta precario.
San Idelfonso.
En este campo
estubo el mar.
M.Hernandez
En esta calle,naci yo.
En esta casa cerca,
muy cerca del campo.
La casa del rincon,
con pozo,y corral,
con un lebrillo,
para lavar,mis churretes,
En este lugar,creci,
con mis narices,
preñadas de mocos
y frio,aqui pase mis dias
soñando,con ver el mar.
Naci desnudo,y desnudo
permanezco frente a ti,
esta tarde de Reyes,
con esta nieve efimera,
que me regalo la memoria.
Frente a ti Diosa de mi
Infancia,con un saco
de recuerdos,en mis manos,
despues,de caminar
todo el dia,por el vientre
de mi pueblo,busco
el mar,que deje
bajo la higuera,
busco los sueños.
Y solo encuentro silencio,
entre la cal,y la piedra,
silencio de exilio,
que quedo,en la memoria
de la nieve.
Esta es mi casa,
aqui naci,aqui creci,
corri,cante,soñe.
Y aqui fui muy feliz.
6 de enero 2018.BAEZA.

domingo, 31 de diciembre de 2017

Versos de un poeta precario.
Magia de madre.
Que es la magia,
me preguntas,madre.
Escribir en la nieve,
o tal vez versar,
en la arena,de un mar
huérfano.
Pintar en el cielo,
tu nombre madre,
eso es la magia.
Esta noche de despedidas
y nacimientos.
quiero que sepas,
que eres toda mi fortuna.
Que mañana iré al mar
y recogere azucenas
marinas,para tus ojos
esclavos de un solo paisaje.
Esta es la magia madre,
de esta noche sin sueño.
Donde aúllan los silencios
y se rompe las copas.
Estruendos y confetis
que confunde el canto
del búho.
Hoy madre mientras
que el mundo estalla,
yo sere la lechuza
de guardia,la que nunca
abandona.
Y no es un cuento madre
que mañana sera otro año,
tampoco es una mentira
piadosa, para que te duermas.
Tu savorea esta noche
las uvas del tiempo.
Que yo ahora desnudo
con amor,y nostalgia,
para que no nos abandone
nunca la magia de los días,
que están por llegar.
Yo seguiré siendo la lechuza
de la cama plegable.
Y no te faltara el beso
de buenos días,
con el que tantas veces
me despertaste tu,madre.
31 de diciembre 2017.