miércoles, 19 de abril de 2017

DIARIO DE UN CUIDADOR INEXPERTO
Mi madre se esta familiarizando con la tecnología con un teléfono en concreto que le regalamos un telefono inalambrico lo tiene en su mesita junto a un ''camion'' de medicinas y a sus pañuelos, mi madre no entiende el mundo si pañuelos,yo con los años la entiendo la vida a veces es un valle de lagrimas y para eso mejor probereerse de pañuelos.
A mi madre le encantaba hacerse sus pañuelos,sus primeros pasos en la costura, empezaba cortando con las tijeras aquellos trozos de sabanas remendadas que cuando ya no '' podían'' tener mas retales zurcidos, se aprovechaban para hacer calzoncillos y bragas la tela era un lujo y se aprovechaba hasta el ultimo de los días, estos días en mi pueblo una ''paisana''me decían que familias muy pobres amortajaban a sus seres queridos cuando morían con las sabanas mas viejas me decía ella con cierta gracia que la tierra no entendería de sabanas nuevas o viejas.
Las mujeres que de muy niñas trabajaban en el campo cuidaban a los hermanos, a los abuelos,arreglaban los animales,cocinaban, lavaban la ropa traían el agua en cantaros,el trabajo de la mujer, de siglos fue un trabajo de una dureza extrema jamas reconocido.
En las tardes de verano aprendían a coser, se sentaban en el corral a la sombra de la parra, mientras los hombres dormían la siesta, ella marcaban con un pizarrín sobre la tela transparente unos cuadrados, que cortaban con las tijeras, las tijeras pasaban de mano en mano era un articulo de lujo costaban un capital y el afilador las remendaba hasta que no quedaba ni un trozo de acero donde pasar la rueda,perder las tijeras era una desgracia para una casa,mi madre sigue teniendo esa obsesión.
.
y siempre tiene las tijeras a mano quedo en su cabeza aquella frase que yo oír de pequeño cuidado con las tijeras, el dedal el huevo de madera el bordador,todo en la cesta de la costura.
Lo primero que aprendían ha hacer las niñas en la escuela,era aprender a coser, las labores formaban parte de la educación de la mujer, la principal asignatura,las mujeres pobres se preparaban para ser criadas,el gran sueño de una niña era casarse con un señorito rico.
Pero mi madre, ni eso ella no fue a la escuela, terrible tener una infancia sin escuela mi abuelo que vivió la república savia leer y escribir incluso mi abuela en los años de la república aprendió a escribir su nombre, mi madre con el Franquismo en la posguerra la condenaron al peor castigo para un ser humano,no ir a la escuela para aprender a leer y escribir.
Alguna vez os conté que las palabras curan,y que los mayores echan de menos,hablar con alguien a mi me pasa a veces estas tentado en llamar a alguien para aliviar esa ansiedad de estar solo sin querer estar solo.
Mi madre tiene un teléfono para poder llamar y hasta que mi padre no mire la factura, de este ''cacharro'' que mi madre a descubierto, ella ya no espera que le llamen,y si tiene que llamar llama se acabaron las miserias Joselito me dice, y es que es que si'' la montaña no viene a mi yo iré a la montaña'' ya os contare sus peripecias con ''el cacharro'' por que como ella me dice muchas veces joselito, yo no se de números ni de letras, pero a mi no me engaña nadie y esta tarde nos salvo a los dos el poder hablar.

martes, 11 de abril de 2017

Versos de un poeta precario
INSOMNIO
Soñé contigo a anoche
estabas bajo la luna prohibida
canturreabas,un poema,
que hablaba de ausencia.
A veces sueño contigo
y no se quien eres
no se si eres ciudad,
o aldea,
Si eres flor o asfalto
caliente.
pero as envejecido.
como mis viejas
pesadillas,
Por que los sueños
son otro territorio
del alma,
y a mi todo me duele
en esta cama abierta,
blanca, con sabanas
para no dormir.
Cada noche, me espera
el miedo, y la angustia.
Me esperan los laberintos
del día,muerto.
Borrosas figuras
en mis ojos cerrados.
La esquina del corazón
donde duermo,fatigado,
con todo el miedo
de no verte,
donde las onduladas llamas
crecen,contra viento.
Carmín y sangre.
desorden de mis noches,
inerme, desnudo
en la trinchera,
huérfano de ternura
y versos.
El dolor se acaba
con el cantor,que llego
de la luz.
Comienza la canción
que me salvara
al menos,esta noche.
Esta noche no existirán
esquinas para el insomnio,
el viejo barrio,sera alameda
y habrá canciones,
y guitarras,no dormiremos
pero si soñaremos.
11 abril 2017.
Lucho cerro la pesadilla.

lunes, 10 de abril de 2017

DIARIO DE UN CUIDADOR INEXPERTO.
Mi madre las macetas, le agranda la vida y la primavera se alían con ella,creo que para muchos mayores las flores es el fruto mas hermoso, que puede dar la tierra,mi padre que es agricultor tiene un sentido muy diferente de lo que de la tierra se espera,el mira con impaciencia las flores del olivo, pensando en el fruto, tiene una tomatera, y una planta que hecha unas guindillas diminutas que son de un picante extremo, y piensa en su cosecha.
Mi madre en cambio tiene unas azucenas maravillosas, le encantan las rosa, y hasta una maceta de plástico mitad geranio mitad madre selva, ella adora los colores dice que sus macetas le hablan, y ella conversa con ellas, y observa los pétalos que se dilatan con el sol y se contraen con la noche que la luna de abril duerme en los estambres de las azucenas, dos sentidos el que sueña con recoger el fruto, y otro el de mi madre que ama los colores y la estética de un balcón florido.
La gente por lo general y hablo ahora de los poetas pintores, novelistas piensan que con ellos llego la verdadera vida de ese territorio del naturalismo, esa fuente de siglos que envolvió la vida de tantos seres, y aunque parezca cada vez que crecimos en un mundo nuevo, el mundo en lo esencial cambio poco en los valores quizás algo mas, y fue para peor, creo yo, pero ese también es mi mundo, estoy escuchando un violín,mientras escribo este diario y me acuerdo de mi madre, la música se tiene que sembrar en el ser humano desde niño, ella no tuvo esa oportunidad y vivió huérfana de música.
Estoy acordándome de un poeta amigo¡ CESAR SIMON¡ que siempre fue un enamorado de la música, los últimos días de su vida era lo que mas apreciaba la música y el silencio,tengo un poeta que ahora esta en sus últimos años de su vida,y le pasa lo mismo solo silencio, y un violín, una obra de BACH como ahora escucho yo en este momento, como escuchaba en mi infancia, aquel jesuita ilustrado, en el internado donde yo crecí en las tardes de primavera desde su celda salia esa música dulce de violín, que endulzaba la vida en aquel campo de ''concentración'' donde me dejo mi madre para que estudiara y me hiciera un hombre de provecho.
Ahora que me pide mi madre, a este aprendiz de poeta que le cuente que veo yo en sus flores, yo le respondo de forma sencilla, mama todo lo vello no tiene explicación,me a mirado mi padre y mi madre creo que ella si entendió lo que le dije mi padre piensa con sus 90 años en el fruto de la tierra, mi madre,
con casi los mismos años piensa en la flores de la tierra, en su perfume, yo poeta precario solo oigo el violín,y pienso en BACH en sus flores.
abril 2017.
Diario de un cuidador inexperto
Mi madre hoy estaba que ni fu ni fa,la mañana fue buena,miraba su jardín botánico de su balcón metálico, ella es la maestra de las flores,vigila una por una de sus macetas,y las mira como crecen, tiene unos ,,trompentones,, que ella dice que sus pétalos se cierran cuando atrapan un mosquito,son carnívoras le digo y ella me dice que no que son trompentones,ella en primavera,disfruta de sus macetas de una manera especial me hace cambiarlas de sitio continuamente,le gusta tenerlas alineadas,y me dice joselito cambiarme la madre selva de sitio,me dirige como si dirigiera un concierto de flores,la maestra de las flores,se siente orgullosa,de su balcón,es lo único que tiene ,de la cama a las puertas de su balcón y hay esta sentada en su sillón naranja,dejando que la primavera se deslice por los pétalos de sus flores, el sol que se derrama por sus rodillas artríticas.
la tarde fue otra cosa,mientras mi padre dormía, ella se lamentaba que la tómbola de la vida no le dio los números buenos y me repetía,joselito hasta para morirse hay que tener suerte,yo que quería dejar este mundo,sin dar guerra ahora estoy dándoos trabajo a vosotros,la rifa de la muerte no me dio la oportunidad de tener una muerte digna,y ahora estoy aquí llagada, sin poder hacer nada mas que esperar que algún día""venga mi madre""a por mi,yo me quiero morir Joselito,me dice,llorando,pero mirar como es la vida,al final de la tarde llegaron dos Ángeles a verla,el cuidador experto mi hermano,y su ángel llegaron para compartir la tarde,y eso hizo un milagro en su animo,ni los versos de madre que yo le prometí,ni nada.
La mejor terapia para la soledad no deseada,es la llegada de dos Ángeles cargados de besos y sonrisas eso desarma las ganas de irse,y su mirada brillante,derrota las lagrimas que hace apenas una hora manaban como una fuente,que ahogaban sus palabras.
Como nos cambia la vida en un día el estado de animo de la vejez ,es como el de un niño.
Diario de un cuidador inexperto
Ahora mi madre esta durmiendo el cuidador de guardia vigila el sueño de mi madre, seguro que en sus sueños la maestra de las flores tendrá los colores y las emociones,de un día especial de abril,y en sus sueños esta todo por hacer,el milagro de la vida tiene esas estaciones,y cuando uno esta en su ultimo viaje lo que quiere es paz,y si puede ser poco dolor,el miedo a una agonía eterna nos atenaza,y necesitamos siempre el apoyo mutuo,y es verdad que se necesitan muchos cuidador@s expertos que miminalicen el dolor y el miedo,yo ahora escucho los trenes de la noche,que a lo lejos viajan con un sonido metálico, estridente,llevando en sus barrigas pasajeros que viajan algún lugar,donde mi madre solo podrá llegar en sueños, cuando venga su madre a por ella, yo ahora en mi lecho portátil,leo versos de madre,de mi madre pastora de macetas,maestra de las flores,que en la tómbola de la vida le toco resistir.
Hoy me decía cuando vendrán los de servicios sociales del ayuntamiento de Sedavi a ayudarme Joselito,después de casi dos años de calvario nadie del ayuntamiento ni de servicios sociales se acordó de mi madre supongo que esperaran que se mueran en esta caja funeraria que es este piso un tercero sin ascensor,dicen lo políticos que trabajan para sus vecinos para su pueblo.
Los de Valencia trabajan para que se mueran sus mayores dando largas,con una coartada perfecta la herencia recibida.
Hoy prefiero cerrar el día con unos versos de Gloria Fuertes,que difícil es ser poeta en un lecho portátil de cuidador de guardia.
Versos de un poeta precario.
CUIDADOR DE GUARDIA
La noche clara de abril
Se desliza por los pétalos
de una Jara,domestica,
el balcón entre abierto
deja pasar el perfume
de las rosas presas
de una maceta
enjaulada.
La noche cabalga
en los trenes del sur.
Galopa por el acero
caliente de las venas
de la tierra,
es un relámpago enfurecido.

su recorrido,que espera
los trenes de los trenes
de la noche para su ultimo
viaje.
Las horas pasan lentas
el tiempo respira tembloroso.
En la oscuridad de una habitación sin vistas
el espeso olor a orín
se mezcla con los perfumes
de unos ambientadores
asiáticos, que empalagan
el aire viciado de una habitación
cansada de vivir.
La cama plegable
de este cuidador cansado
gime metálica.
Noche eterna noche
de suspiros y toses
faltas de fuerza.
Los versos de madre serán
mañana, ahora silencio
y espera,
Lenta espera del alba
lento amanecer para
un poeta de guardia.
Lo siguiente sobra son borradores escritos que no se quieren marchar,y es que cuando un poeta crea un corazón,no deja de latir jamas.
Madrugada del 9 de abril
en una noche eterna.

jueves, 6 de abril de 2017

VERSOS DE UN POETA PRECARIO
SABIOS OLVIDOS
Hay una postal para ti
que no te mande,
hay una fotografía
mutilada
en la que faltas tu.
Sé que existes,
tu casa esta
en la calle deseo,
pero no temas
no mirare tus ventanas.
No abriré las puertas
de la memoria,
por que en ellas todavía
crece la luna prohibida.
El milagro del amor
permanece,en las grietas
del recuerdo.
De una amor de guardia
que no me abandono,
en ese lugar permanece
el fuego del deseo,
que no apague.
Y ahora,que no estas
tengo presente
tus labios carnosos
el latido perfumado,
de un corazón enamorado.
De un amor perdido
que se fue como la vida
de puntillas,
sin tocarme,sin adioses.
sin ruido y con poco
equipaje.
Se fue con un sabio olvido
buscando bosques mas seguros,
arboles de fruto perenne,
que no la olvide.
ANTOLOGÍA SUEÑO DEL BÚHO
J MONTORO , 2007.