lunes, 15 de agosto de 2016

Diario de un cuidador inexperto...

Ayer me dolia el silencio de la calle,el silencio de la puerta de mi casa,el silencio de la piedra.
Y hoy todo es ternura,el sol bebe agua en Santa Maria,y David con apenas unos meses llora sin tregua,en brazos de su madre,la artesana de la tierra,mi vecina que lucha,en el torno modelando,la arcilla ahora consuela,a su pequeño que pone a prueba,sus diminutos pulmones.
Un mar de nubes de verano,por sombrero,y los ojos de un niño en nuestra cara,un niño en libertad,provisional de sentimientos y con todo el corazon entre sus manos,mama alguna vez te hable de apoyo mutuo,tu no entendias la palabreja,eso me dijiste Joselito por que hablas tan raro,cuando eras pequeño no decias esas cosa,son los años mama,aprendemos palabras y olvidamos otras.
Este niño tampoco conoce el apoyo mutuo y lo necesita el mio lo tiene,y no olvidare jamas esa mirada junto a la fuente de la estrella,me reconoce y lo se.Y este suelo humedo sera testigo, de nuestro abrazo.
Hoy mama un minuto valio por un siglo,por que Francisca co sus 95 años apreto mis mamos,y note su corazon entre mis dedos la ternura se derramaba, entre nuestras manos y recogi una lagrima, de sus ojiitos azules,la llevare conmigo mientras viva.
Mama hoy te voy a decir otra palabra "rara"que te la explicara Rosana,cuando te lea este diario.
la sonrisa es un linea curva que lo endereza todo.
Seguro que cuando lo entiendas te acordaras de mi.
y los dos tendremos sombrero de nubes,de flores o de paja, como el que ahora me salva,de este sol que se refresca en Santa Maria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada