viernes, 30 de diciembre de 2016

Diario de un cuidador inexperto.
Mi madre hoy esta ''sala'' me a dicho joselito mañana es noche vieja me dice, si y el domingo año nuevo comenzamos un tiempo nuevo, un tiempo nuevo,repite ella- y eso que es me dice, y se ríe que chascarrillos me cuentas joselito.
Te as apuntado los deseos para el año que viene le digo ''ahora que tus nietos te han enseñado ha escribir,no joselito muy seria me dice solo se escribir Joaquina,- bueno por algo se empieza, entonces que vas a pedir cuando suene las campanadas, y empieza hablar y le pongo el dedo en sus labios, le digo no no me lo cuentes que si no, no se cumplen los deseos. Los deseos se tienen que quedar en el corazón, o en la cabeza, me dice da igual donde los esconda, luego por la noche los hablo,- eso me dice mi ángel que por las noches cuento cada cosa, me dice, muy seria que ella no tiene secretos, con mis hijos no tengo secretos,y como quiero provocarla le digo estoces si no tienes secretos cuéntame de aquel novio que te echaste en Madrid, cuando estabas de criada con aquella familia que no te daba de comer,cuéntame aquel chico de ASTURIAS o de muy lejos que tu decías que hablaba con la boca cerrada, por que era de muy lejos,el que te enseño a coger el metro, con el que te comías el bocadillo, en la plaza de Vallecas donde vivías,se queda en silencio, mira de reojo por si mi padre me esta oyendo, eso no te lo puedo contar Joselito que si se entera tu padre, con lo celoso que es se enfada.
Entonces le pregunto tu por que cuando, yo era joven querías elegir mi novia por que cuando con catorce años cuando yo tonteaba con aquella chica de melena larga, que vivía en el ''macetero'' te ponías tan nerviosa y me decías esa chica no es para ti, JOSELITO me decía entonces. Con esa chica ni se te ocurra y se ríe me gasta una broma por que te llevaba un palmo por que era muy alta, para ti, me dice irónicamente,yo savia que no era por eso, no le gustaba la familia de aquel ángel que me dio mi primer beso, ella elijia la chica y la familia como hacían entonces los padres, así que a ti no te gustaba por que era muy alta y ahora soy yo quien me rió. me dice parecías un enano a su lado y se ríe.
Y puesto a reírnos, le digo mañana te bajare una estrella por robarme aquella novia tan alta que llegaba a la luna aquella chica que me ponía a cien cuando pasaba por mi boca, el ángel que me decía ven, con aquella ''enfermedad infantil que se llamaba deseo, y que nosotros decíamos amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada