jueves, 15 de diciembre de 2016

DIARIO DE UN CUIDADOR INEXPERTO.
NAVIDAD II
Mi madre me preguntaba esta mañana por la caja de navidad, si la empresa me a dado ya la caja, yo le he dicho que ahora ya la mayoría de las empresas, no dan la caja de navidad,y casi mejor le he dicho yo ami madre, no me gusto nunca la paternidad, del amo de la empresa cuando te daba la cajita polvorones y coñac, y alguna lata de espárragos, mejillones, y un chorizo que tenia antigüedad, cuando el amo te la daba te decía en tono de cariñoso ''amenazador'' este año ¡se puede dar el que viene veremos¡ yo empece a trabajar a los 14 años y cuando llevaba los presentes ami casa mi madre sentía una gran emoción, se colocaban las cajas de mi padre y mi hermano cerca del pequeño belén que mi madre colocaba con mimo, a principio de diciembre,el primer año que llegamos del exilio que fue la salida de mi pueblo, para mi un exilio de hambre,era 1973,y claro llegar de una casa donde los mantecados los hacia mi Madre en el horno dela calle el Carmen,por cierto como recuerdos aquellos gusanillos, y los mantecados,del pueblo, a juntarnos con tres cajas en casa era, como una explosión de comida cerca del belén, los polvorones de estepa que yo creía que llegaban de la estepa Rusa, mi madre tenia por estas fechas una ansiedad le gustaban las fiestas de pascua, como ella decía.
Hoy después de un rato con ella, me a preguntado por un compañero de trabajo que yo tenia y que jamas, cogió la caja de navidad cuando el amo de la empresa no la daba,el jefe no la da uno a uno la prebenda, con el sobre de la extra
las cajas las tenia el todas en su despacho en forma de torre
daban una opulencia una fuerza que se mostraba en la cara del jefe, todas se recogían y siempre quedaba la de TOMAS,un sindicalista maravilloso, que nos arengaba y nos animaba a no recoger algo que era, un chantaje mas, el era un sindicalista que se la jugo muchas veces una persona ejemplar,con una ética y una manera de vivir la vida muy especial,si levantara la cabeza y viera en lo que a quedado su sindicato,no lo soportaría seguro.
La caja de tomas no la comíamos todos para merendar el día de noche buena,el primer año que yo trabaje la caja se quedo en el taller en una estantería,era como un insulto mas para Tomas, su caja con su nombre, entre los cables,nadie se atrevió a tocarla y estuvo todo un año llenándose de polvo.
No olvidare jamas su ética, cuando se lo conté ami madre por primera vez elle me respondió eso es no tiene hambre,y yo le replique mi madre hambre tenemos todos, pero el tiene ética mama,y es un luchador.
Esta mañana le he dicho ami madre que falleció recién jubilado se murió mama, siempre se mueren los buenos le e dicho,y me ha respondido llorando yo también me quiero morir joselito.
Le respondí mama tu no te puedes morir por que entonces me quedare huérfano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada