viernes, 2 de diciembre de 2016

DIARIO DE UN CUIDADOR INEXPERTO
Mi madre me dice que los días que llueve le gustan mas, que cuando hace sol, yo le digo que es por que ahora llueve muy poco,y ella muy tierna me dice sera por eso joselito.
Yo le digo que a mi me gusta mojarme caminar por las calles, ver como las palmeras se sacuden el agua, mirar a los niños, como chapotean, en los charcos,mojarse bajo una lluvia dulce es un regalo de este paraíso que a veces se llama vivir,me gusta ve-verme el viento, caminar en silencio sin pensar en nada mas, que meterme de lleno en el paisaje del agua,Sentarme en una terraza de verano y saborear un café ver el vaho humeante que emerge de la taza posarse en los cristales llorosos,de la cafetería mientras le hablas de la vida a alguien que te quiere.caminar con los cabellos derramándose sobre la cara llevándome los recuerdos,
Y luego llegar a casa, quitarme los zapatos,ponerme la camiseta de la ''senda del poeta`` tumbarme en el sofá que tiene mi figura como un molde, que yo modele en largas tardes de domingo donde la siesta era mi compañera.
Y ahora le pregunto a ti mama por que te gusta los días de lluvia y ella me dice, que sus macetas que son su único paisaje desde hace mucho tiempo, se alegran mis macetas parece que sonríe me dice, el olivo jovencito va creciendo lentamente, el año que viene dará aceitunas me dice.Los geranios rojos brillan,se empapan de color, hay que podarlos me dice, van a llegar a la terraza,la maceta de los geranios como ya saveis es de plástico pero esa palabra, esta prohibida casa mi madre.
Pero sabes joselito por que me gusta que llueva por que me quedo por las mañanas en la cama arropadita, me traen el desayuno a la cama, y sigo acurrucada entre las sabanas y el día se me hace mas, corto y por que así ''os doy menos guerra``se esta tan agustito en la cama los días que llueve me dice.
Y es verdad en la cama se esta tan agusto, pero mientra podamos caminar saldremos a la lluvia, y empaparse de vida sera nuestro oficio,por que un día como le pasa a mi madre no podremos caminar y tendremos que conformarnos con mirar por los cristales ese paraíso que es el agua de lluvia.
Yo no uso paraguas,me gusta mojarme en todo nací en la intemperie, y así continuo sin paraguas, con el único amparo de la amistad y el amor, y a veces también,me gusta que me moje el apoyo mutuo, imprescindible para vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada