domingo, 25 de diciembre de 2016

Versos de un poeta en precario.
HIEDRA VENENOSA
Se instalo en mi jardín
de invierno,
huyendo del olvido
de una casa en ruinas,
desesperada se arrastro
buscando agua,para
sobrevivir. Un poco
de humedad para sus pies,
para sus hojas amarillas.
Llego muy tímida
desesperada,casi cadáver
era un naufrago en mi jardín
pronto comenzó a respirar,
junto al jazmín, que la acogió
como una hermana,
se abrazo a sus rodillas
perfumadas,y suavemente
escalo su cima.
Hizo de nuestra amistad
su fortaleza,
su tallo pretoriano abrazaba
la rugosa espalda, de mi jazmín,
fuerte como un gladiador,
que una noche lo oír llorar,
lloraba de dolor mi mágico
duende,mi niño de flores
blancas que perfumaba mi casa.
La inocente hiedra era una espía
americana de la CIA seguro.
llego como las semillas de Monsanto
con un veneno en su piel.
Y con un discurso de paz
tímida,de tres en tres crecían
sus hojas verdes metalizadas,
al tiempo el alma y el cuerpo
de mi joven jazmín,asesinados.
La inocente hiedra,saco sus garras,
lo asesino,su cadáver sarmentoso
quedo derrotado,,en mi jardín
de invierno, una dama llamada
hiedra venenosa,de la que se
enamoro mi guerrero.
la Rhus Radicans que así
se llama la dama,lo enamoro
y lo asesino''amor no me quieras tanto''.
25 diciembre 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada