lunes, 7 de noviembre de 2016

Diario de un cuidador inexperto.
Ayer contemplando el olivo que le regalo AMAYA, a mi madre,viendo las hojas nuevas, que le han salido a el,hablamos de todas las macetas que tiene en el balcón, repasamos una por una como van creciendo,como salen las flores a pesar de que sea otoño,yo le digo que bien se a adaptado el olivo, a su nueva casa, al balcón de mi madre, lo tiene en segunda fila justo al lado de la maceta de plástico, su preferida, de un metro de alta que ella dice que hay que podar por que si no, dice mi madre, pronto llegara a la terraza, claro esta que después de un año con ella no le voy a recordar que esa maceta es de plástico,
Es la única de plástico que tiene en el balcón,se ha peleado tantas veces con mi padre, que le insistía que esa maceta es de plástico, que para ella es la favorita, y ya tod@s sabemos, que no le llevaremos la contra, nunca a mi madre en mi casa,a nadie se nos ocurrirá decir que es de plástico,aunque sea de plástico, que lo es o no porque a mi casi me ha convencido mi madre y la riego como a las demás,mi padre, cuando me ve regarla dice joselito, que haces si es de plástico''si esa maceta hay que tirarla que no vale na'' yo con un gesto le digo que no diga nada, pero ya es tarde, mi madre le ha escuchado,y a gritos le a dicho a mi padre tu si que no vales para nada,la maceta mas bonita que tengo y la quieres tirar,ya se lo he dicho a mi madre mil veces si ella dice que la riegue yo la riego,y que no le haga pasar malos ratos por eso,y el a pesar que llevamos un año así con ella no entiende que los ojos , la cabeza de mi madre,tiene otro sentido de las cosas.
Ayer mirando el olivo , le conté la película de Iciar Bollain, el olivo, se la conté con todo mi corazón como yo la vi hace poco, he de decir que me encanto tanto la película de Iciar Bollain, que nada mas verla película, pensé en mi madre, le gustaría que le contara la historia,no parpadeo estuvo pendiente de todo el relato que salia de mis labios,yo le puse un final distinto a la película, termino bien como le gustan a mi madre las películas sin que muera el protagonista.
El olivo acabo en la plaza de San Mateu, un pueblo muy bonito de Castellon,donde esta rodada la película,al terminar el relato se le derramaban las lagrimas a mi madre,y me pregunto eso es verdad joselito o es una película,yo rotundamente le dijo claro que es verdad mama, le seque las lagrimas y me dio un beso.
Hoy la salvo el olivo ami madre y claro las , palabras que curan siempre,y los relatos, las películas.
Las que ya no contamos,necesitamos estrategias,y cuentos nobles, muchos cuentos para resistir, para devolvernos nuestra dignidad tan pisoteada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada