lunes, 28 de noviembre de 2016

DIARIO DE UN CUIDADOR INEXPERTO
Mi madre esta muy contenta de tener una nieta maestra.
Maestra que no enseñante, a mi nunca me gusto como se les llama a los maestros, enseñates, profesores,mi madre me llevo por primera vez la escuela de doña Esperanza.
La escuela era la casa de la maestra,llevábamos nuestra sillita de casa, nuestra pequeña silla, hecha con tablas de muebles viejos, con ellas mi abuelo me hizo una silla, rudimentaria, no era tan bonita como la que llevaban otros niños, de nea, pero yo iba la mar de contento con la silla de mi abuelo, que cada tarde tenia el que remendar,por la batalla que sufría cada día, aquella maderas con carcoma eran muy sufridas.
En aquel caserón húmedo,que era escuela casa cuadra, los perros y los gatos,compartían clase con nosotros, la maestra era rolliza con unas mejillas grandes sonrosadas,ella savia poco mas de las cuatro reglas,pero eso no importaba por que nuestras madres nos dejaban en la escuela cuando ellas se iban a la aceituna, o a servir en el caso de mi madre,cuando mi madre me dejaba en los días de invierno con mis pantalones cortitos y mis piernecitas de alambre mi gorro de lana multicolor,por que estaba hecho de los retales de lana,nada mas entra en la escuela. Doña Esperanza me daba un repizco en mis mofletes, que tenia la cara caliente todo el día,yo me resistía a entrar y me apretaba a las piernas de mi madre entre su falda resistía hasta que de un pellizco la maestra me aposentaba,en aquel caserón.
Hoy le contaba ami madre que siglos atrás las mujeres,no podían ser maestra,la inquisición lo prohibía, algunas mujeres las quemaron en la hoguera, por el simple hecho de enseñar a leer y escribir a otras personas, mi madre- me dice aterrada si joselito, eso es verdad, si mama, si tu nieta hubiera nacido en el siglo XVI no seria maestra, hasta hace apenas un poco mas de un siglo, las mujeres no podían ser maestras en este país. Santa Teresa,casi acaba en la hoguera por enseñar a leer a otras compañeras.
Pues si que eran malos los curas en aquellos años,yo que se por que ella no fue a la escuela cuando ella era niña,le pregunto para ''sonsacarla''mama por que no fuiste tu a la escuela, por que tenia que trabajar,- y hoy te hubiese gustado ir a la escuela de tu nieta.
Le arranque unas lagrimas, las mismas que yo derramo ahora, sobre el teclado, me dice con mi Isabelita en la escuela, yo seria muy feliz.Mi Isabelita es un sol de maestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada