miércoles, 2 de noviembre de 2016

Diario de un cuidador inexperto.Cuando vuelvo de viaje, siempre me queda un vació las primeras horas en casa es como si mi vida, estuviera vacía me siento como un ''puerto sin faro'' lo primero que hago es hablar con mi madre,antes charlamos largamente,y repasábamos uno por uno los rincones del pueblo,hablamos largamente, de la familia primero, y luego de cuando ella venia, como pasaba horas haciendo hornazos y'' masaceite'' en el horno.
entonces las mujeres hacían en el horno,todo lo que era bollería, pasaban horas en el horno, recuerdo el horno donde mi madre amasaba, la masa en aquella mesa grandisima, ella y otras mujeres se pasaban horas,en el horno la arina blanca le daba una grandeza a aquella mesa, el pincel y ellas pintando la masa recortada, aquellos redondos, los ochios de pimiento molido, la sal gorda,a los hornazos se les colocaban huevos de corral de nuestras gallinas,y mi madre frotaba con sus manos los lazos que adornaban el hornazo.
Ayer fui a encargar masaceite para traerle a mi madre, sin querer entre por la puerta equivocada del horno, y en seguida salio el hornero al que le quería dar recuerdos de mi madre,el alarmado al verme allí en medio del horno me dijo aquí no puedes estar nos lo prohíbe sanidad, me dijo hay que tener carnet de manipulador ,y mil razones mas.he salido del local con mis recuerdos por el suelo,el tiempo hace mella en mi memoria.
Las cosas ha cambiado mucho en el pueblo mama, el horno ahora se llama la Tahona, que es lo único antiguo que tienen el nombre, así se le llama ahora a los hornos,todo tecnología, por que ya no estaba la mesa de madera, donde la vida fluía, ni claro esta, el horno de leña ya no existe, ni las mujeres y los niños haciendo pan.
No le he dicho que el hornero no se acordaba de ella, y le conté otra mentira piadosa para mantener viva su esperanza, ya nada es lo que era, y a lo mejor tendría yo que abandonar esta nostalgia, que ahora me embarga,vació como un tren sin pasajeros,escribo ahora este diario.
Por cierto que cuando he hablado esta tarde con mi madre solo me ha dicho. As cerrado la puerta de la casa.
Y si he cerrado otra puerta mas grande,la de los recuerdos,que nos asaltan siempre que nos vamos de la ''vida''.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada