domingo, 17 de julio de 2016

Diario de un cuidador inexperto...

Diario de un torpe cuidador,y ahora en la hora del descanso cierro los ojos, limpio mi capacha,saco de su corazón mi infancia , toda la carne de yugo que quedo en su vientre,la nieve de enero, con todos sus sabañones, con la amilamia en las uñas, y el fuego de agosto. el salitre del garbanzo en mis llagas, con la sangre y la saliva,todo en mi capacha ,que un soñador me regalo un día ,un día cuando era pequeño, como ahora que mi madre, me llama Joselito, levantame que quiero ir a orinar ,entonces me bajo del trillo y la levanto de su cama, cierro la capacha, y comprendo que estoy en Sedavi, en un tercero sin ascensor,delirando o soñando las dos palabra, riman, ahora es mi padre quien dice que, comen os mañana, y pienso en el poeta, mañana es siempre todavía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada