domingo, 29 de enero de 2017

ERSOS DE UN POETA EN PRECARIO
OLVIDOS Y HAMBRE
Yo vengo de una tierra abonada
con sudor y sangre.
De unos seres que inclinaban
la cabeza por miedo y hambre.
Ellos pusieron precio a su memoria
vendieron sus recuerdos,
para huir de todo.
La huida era hacia la muerte.
Vengo también de muchos olvidos
de caminos huérfanos de ternura,
de besos que no nos dimos
y abrazos perdidos en la niebla.
Soy el fruto del primer temblor
de una amapola virgen,
soy la pavesa que no ardió,
el susurro necesario,el desesperado.
En mis venas corre la posguerra
y la guerra, la guerra también.
soy siembra,y fruto, de paz.
indignado y tierno.
Soy arte y lenguaje de gentes,
que no leen, que no pintan.
El producto de todas sus sumas
de sus miedos, y su hambre.
Silencio de aquel territorio
enfermo de olvido.
Soy toda la soledad
de una casa vacía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada