martes, 11 de octubre de 2016

Versos de un poeta precario.
Memoria de una fotografía.
Hoy todo el día fue memoria.
Atormentadas lágrimas,
y muchas preguntas.
Por que lo fusilaron
en la tapia del cementerio.
Mi madre me dice llorando,
tenía cuatro criaturitas.
No le concedieron ni
la despedida,ni el último beso.
Su compañera pedía a gritos
horrorizada enterarme con el.
Y el llacia en una fosa común.
Asesinado por el odio,
sus últimas palabras fueron
asesinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada