miércoles, 26 de octubre de 2016

Diario de un cuidador inexperto.. Mi madre me dice que estoy muy flamenquillo, y le e preguntado si eso es bueno o malo ella tiene,bueno joselito como no va ser bueno, su vocabulario es muy especial,lo de flamenquito tiene dos versiones, yo la he escuchado decir muchas veces, cuando se a sentido estafada por alguien mira que flamenco el verdulero me quería dar un melón ''pepino'' no sabe el que yo he tenido melonar y se cuando un melón esta bueno o esta ''pepino'',o cuando decía mira que flamenco va el vecino, con ese sombrero de paño,yo lo que quería hoy era tirarle de la ''lengua'',y le pregunte flamenco por que me gusta el cante y me a respondido, no el cante, muy bonito, y le recordé cuando lavaba la ropa del campo de mi padre, mancha dita de jamila, en la pila de piedra del corral, apretaba la piedra pómez sobre los pantalones de pana raída,mientras cantaba ''ojos verdes'',en el corral las vecinas,montaban un concierto cada una en sus tareas y cada una en su casa, cuando mi madre terminaba ojos verdes, Rosa entonaba la bien paga,que la cataba muy bien, Blasa sacaba agua del pozo cantando pena penita pena,y después otra y otra las mujeres ''cosían y cantaban'' a mi madre le gustaba la Concha Piquer, tatuaje, era una de sus favoritas.
Las mujeres y la copla pusieron banda sonora a mi niñez, en aquellos años negros de la dictadura ellas llenaban de colores con sus voces cálidas, aquellos terribles años, la copla y el flamenco en mi tierra quitaba las penas, las puñales que daba el hambre, los hombres en la taberna echando la ''ligailla'' la botella de vino en medio la mesa, los vasitos , y entre trago y trago se hablaba de la cosecha de las faenas del campo, pero en la segunda botella le decían al Juan ''EL MACARENO'' cantante algo y descolgaban la guitarra que esta '' crucifica'' en la pared,se arrancaba por seguidillas, luego peteneras,y los cantes de siega, y hasta que el tabernero cerraba la puerta.
Mi madre ahora no canta desde que salio del pueblo no canta y eso que en su piso en la galería, se escucha las voces de alguna canción sudamericana, que canta Rosana, la flor mas bonita que cuida a mi madre, mi madre me dice con admiración que alegre es la niña, y continua yo cuando era joven y servia en casa don Eutimio también cantaba,ahora mi madre no canta,y se le nota en su animo en su cara.
SI se calla el cantor calla la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada