martes, 11 de octubre de 2016

Diario de un cuidador inexperto.A mi madre la han despertado los gritos de la calle,yo no pude dormir ni un minuto para mi es normal yo soy el cuidador de guardia,aunque se agradecería que me dejasen dar una cabezada en la calle los gritos esperpenticos no dejan dormir ni a las ratas,algunos ya derrotados tumbados en la acera gritan no me toques,otr@s beben a morro de una botella de ginebra barata,en el solar cercano,sobre el esqueleto de una casa que abandono la burbuja del ladrillo,se mezclan los excrementos la basura con las faldas terciopelo de ellas y con las camisas de diseño de ellos,la bacanal tiene una banda sonora, terrible de un coche salen decibelios atronadores,las ratas tienen miedo se esconden en sus madrigera de la vomitiva masa "humana"en un balcón una sábana blanca con un mensaje "respeten el descanso".
Mi madre me dice joselito llevame a Baeza,sus palabras las calla una botella rota tirada contra la pared los critales se esperen sobre la cera cómo una siembra de miedo.
Los vecinos y yo a las cuatro de la madrugada comentamos empieza la función del fin de semana,mi madre desde su cama me dice joselito que pasa en la calle,le están"pegando"a una niña ,yo le respondo no mamá duermete,y dormir es imposible.
Son los nuevos tiempos me dice la vecina del segundo que a sus 80 años ya se le hace rrutinario,está locura de botellon de cada fin de semana,ahora se acercan la policía con sus sirenas a todo volumen,ahora viene lo bueno me dice sarcasticamente mi vecina.Es cosa de locos estamos tod@s enfermos.Así en la tierra cómo en los cielos,pronto amanecera las ratas podrán dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada