miércoles, 5 de octubre de 2016

Diario de un cuidador..Mi madre esta tarde me decía que le llamara un taxi que la llevara a Baeza,que se casaba su prima Juanita,su prima hace años que murió, pero yo esta tarde no se lo dije, las mentiras piadosas, hacia nuestros mayores,son una herramienta imprescindible para un cuidador inexperto,como yo,no se si los profesionales de las residencias,las utilizan,tampoco se sicologicamente es correcto, lo que si que se y lo aprendí e este año de cuidados con mi madre, es que la paciencia, y las palabras. Curan aunque sean mentiras.
Mi madre siempre ha querido mucho a sus primos, los primos en los pueblos es como los hermanos, la familia no termina en padres y hij@s,están también los primos, los primos segundos,
en la ciudad ya cuesta ver a los hermanos así que los primos en términos familiares es una especie en extinción,luego están los'' primos los listos y los políticos'' que son otro tipo de familia,
Así que hoy mi madre me llevo al pueblo en ese taxis que yo no pedí para ver a mis primos, para oír a lo lejos la voz de alguien que grita, desde la otra acera joselito primo.
No es mi intención mitificar la familia,que tiene sus pros y sus contras,pero tampoco olvidar de la manera que olvidamos últimamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada