domingo, 4 de septiembre de 2016

Diario de un cuidador......Hoy mama estuve con mi tercer hijo, me lo preguntas muchas veces donde esta tu hijo, el pequeño como tu lo llamas, esta en mi casa del mar mama, ahora lo cuida su hermano Carlos el lo riega todos los días a ella le extraña que yo tenga un árbol de hijo, y no lo entiende.Por que mi padre se paso la vida plantando olivos, y me dice entonces cuantos´´ hijos tiene tu padre, joselito`` y yo le respondo muchos mama cada árbol es un hijo, el olivo es un árbol milenario y crece muy despacio, da fruto muy tarde y eso hace, que uno lo quiera como un hijo, quien no planto nunca un árbol, tiene un debe con la vida.
Un árbol necesita mimos se planta, se le corrige cuando se tuerce, se coloca a favor de los vientos, el mio es el dueño de todos mis secretos, me duermo debajo de sus alas y sueño con los guerreros de aznaitin, que vieron a mis antepasados, llorar cuando abandonaron mi tierra Baeza, fueron conquistados por la espada de la soberbia,a el le cuento yo las historias de otros hermanos suyos, la historia de las amapolas,que me enamoraron cuando niño.
El es el farero de la calle, vigila los jazmines, y observa los frutos del limonero, saborea los aromas de las rosas de primavera, y le habla a las rosas de otoño, los jilgueros revolotean en su melena joven y comen los frutos, al final del verano.
Todo eso hay en un olivo me dice mi madre, si mama por mis venas pasa aceite de olivo,y en las horas tristes necesito savia, de mi olivo del mar, el me conoce como nadie mama.
Y ella me dice hijo, tu no estas bien de la cabeza se te va la ´´olla``como a mi. Si mama yo le escribo poemas a mi olivo,el autobús de la vida me dejo hoy bajo su sombra.
Y vigilar el sueño de los arboles, errantes de Mágina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada