lunes, 5 de septiembre de 2016

Diario de un cuidador inexperto. Mi madre, me pregunta hoy, que como fue la fiesta de ayer,y yo le respondo que fiesta mama, esa de los arboles los olivos, las macetas, a me acuerdo, que ayer le hablaba de lo importante de cuidarlos arboles.
Pronto comprendí que cuidar las macetas es para ella una fiesta,he comprado tierra, me dice,y me he quedado un momento en blanco que tragedia para el ser humano que se venda la tierra, cuanta sangre se derramo en el planeta,en nombre de la tierra.
La tierra para el que la trabaja siempre, y no debe de ser de nadie. Del que la trabaja, y de nadie mas la tierra pertenece al planeta y no somos nada sin ella, que nadie esclavice a ningún ser humano en nombre de la tierra,volveremos a la tierra siempre, pero que mal suena verdad, lo de compra tierra.
Cuando vengas la semana, que viene arreglaremos,las macetas, el jazmín, las guindillas,si tiene, una maceta de guindillas le encanta el picante, y por otro lado ella no entiende la planta sin fruto, tiene otra de tomates. La '' estética, y la supervivencia '', buen nombre para un poemario , arreglaremos el geranio rojo me dice, ese que tu padre dice que es de plástico, y que es el mas bonito y el que mas crece.
Haremos una fiesta de macetas, y dejaremos que la luna se derrame por tu balcón,y pondremos nuestras vidas al servicio de unos seres maravillosos que son tus macetas,se ríe se queda en silencio y me dice, a se me olvidaba, cómprame una regadera nueva, que sea verde joselito.
Y leyendo unos versos, se los aplico a las plantas, que saben donde nacen, pero no cuando se morirán

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada