viernes, 23 de septiembre de 2016

Diario de un cuidador...Mi madre me trajo al mundo el primer día de otoño,y nací con cierta melancolía en las venas,llegue al mundo cuando los días empieza a ser mas cortos y las noches,se alargan,y nací para la noche por que en la noche crecieron mis poemas y yo me hice mayor, con ellos,el verano fue siempre para vivirlo, para jugar en las eras,para creerme el dueño del mundo en la choza del melonar,la que construía mi padre cada verano para que yo vigilara los tomates y las sandias, en aquel lugar junto al espantapájaros,aquella figura que parecía don Quijote,yo a veces le colocaba una caña en forma de lanza, y la tapadera de la orza de escudo, era mi caballero,por las noches cuando la brisa de Magina lo movía,me daba cierto respecto, por no decir miedo, con la blusa negra de mi abuelo colocada en sus huesos de madera,y el sombrero de paja que ocultaba su cara.
Fui feliz inmensamente feliz en mi infancia,aquellos veranos me agrandaban la vida, después llegaba el internado y las largas horas de estudio en aquel seminario de curas , donde me internaron para domesticarme,me pasaba las horas mirando los arboles del patio que se doblaban con el viento de otoño,mi vida se derramaba en la niebla,yo con mi respiración,con mi vaho,creaba en los cristales una pizarra, de cristal donde escribía Baeza.el seminario tiene muchos diarios, hoy lo dejaremos aquí sangrando recuerdos.
Hoy le pregunte a mi madre si savia que día era hoy, si recordaba cuando yo nací, y me dijo yo que se joselito, naciste en Ubeda en el hospital de Santiago,y lo pase muy mal pesabas cinco kilos y me hicieron la cesárea,se queda en silencio, y añade creo que naciste en la vendimia,antes de la aceituna.
Hoy es mi cumpleaños nací como ''carne yugo'' y viví peleándome con el ¡ con el yugo¡hoy abrumado por todo el cariño que me dais pienso que aunque la vida siempre fue en serio, y miro a mi madre al decir esto,vale la pena seguir peleando con ella,y como decía mi buen amigo Felix Grande,tal como están las cosas vale la pena vivir y moriré diciendo que es buena la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada