lunes, 12 de septiembre de 2016

Diario de un cuidador inexperto.Hoy mi madre estaba obsesionada con el teléfono, a todas horas Joselito coge el teléfono que esta sonando, que no para de sonar,no lo oigo mama no llama nadie, que si me contesta¡ y no llama nadie,¡ después de muchas horas así, he decidido llamar yo y cogerlo yo, y fingir que soy su hermano,y contar una mentira piadosa, decirle que Joaquina esta bien y que a comido fenomenal.
Ayer os decía que las palabras curan y hoy, son los silencios los que matan, los olvidos, la indiferencia, menos mal que nos quedan las mentiras piadosas y un poco de teatro, que la vida nos enseño,me dice ves joselito como si llamaban era mi hermano , y le digo que si aunque me lo invente, y me responde ya savia yo que mi hermano me quiere, y le digo claro mama como no te va querer tu hermano, y eso también me lo invento, por que hace años que no se de su hermano, y menos se si la quiere.
Los enfermos no los quiere nadie, o son negocio o son olvido,esta sociedad no quiere problemas,la escuelas de los humanistas esta cerrada.
Eso si tenemos que abrir una de teatro, un polígono de teatro del absurdo en cada ciudad, y una REAL ACADEMIA DE LA MENTIRA.un lugar donde se fabriquen manuales para mentir a los enfermos,y una Universidad para darle máster a los hipócritas que creen engañar al enfermo, al desvalido.
No sabe la sociedad que el enfermo, el que no puede valerse por si mismo, a cada minuto teda una lección de vida, de sencilles y humildad.
Y eso es lo mas grande la humildad, la sencillez, el cariño,esas tres palabras muchos seres humanos no las conocen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada