miércoles, 1 de febrero de 2017

DIARIO DE UN CUIDADOR INEXPERTO
Ayer llegamos a la cima de enero mi madre y yo, fue larga el camino, esta cuesta que empezamos con un año que se fue y no hicimos balance de el, fue un año duro, que nos unió mucho mama juntos descubrimos,momentos inolvidables, y también se nos derramo alguna lagrima que otra,y de repente nos vimos subiendo la cuesta de enero, de este año nuevo, que tiene promesas que cumplir, pero nos dimos una tregua en enero lo decidimos en asamblea, tu y yo un día que no se acababa de este mes,decidimos subir esta larga cuesta esta montaña llamada Enero,llevamos poco equipaje, decidimos que los días de lluvia nos mojaríamos,saldríamos al lluvia sin miedo,disfrutando del agua dulce que pinto de unos colores imposibles nuestras vidas,y llegaron melancolías y algunas penas que producen soledad, también llego el viento y soplo lo oímos escuchamos su voz metálica,el viento es el mas duro por que persigue, se instala como la humedad en los huesos,pero también fuimos viento verdad mama le digo, y ella medio dormida me dice si,y le recuerdo que no le estoy contando una película de las que veíamos, en los largos veranos en el cine San Andres,estamos haciendo memoria de un mes que se nos fue,de una montaña que juntos hemos subido.
También hubo días de sol, esos nos sentamos en la orilla del camino y la memoria hablo por nosotros,los días de frió bajo la manta Morellana, y el brasero con las ascuas que iluminaban, la noche y vimos las pavesas volar como meteoritos, encendidas y con luz de gas,fue difícil llegar, tuvimos que querernos mucho, y llora por dentro como hablamos cuando, decidimos afrontar este camino, esa sombra tan larga del dolor que a veces aparece en la vida,cogimos un rabo de nube, y volamos con el,y cuando el fin estaba muy cerca, lo afrontamos serenamente,cansados,con las flores del camino en nuestra mochila,yo termine con un gripazo, y tu muy feliz,no hablaste nada pero cuando te dije hemos llegado a la cima de la montaña mama, cierra los ojos y mira que valle nos ampara la primavera esta abajo con un tapiz de flores de amapolas rojas y negras, como esta bandera que ahora colocamos en la cima de enero,y me pregunta joselito por que esa bandera,y le respondo por que me la trajo de Nicaragua, nuestra amiga Aurora, es la bandera de los que no se rinden, la de los de derrota tras derrota hasta la victoria final,la bandera de Sandino,y ahora ella si que cree que le estoy contando una película, pero no es cierto hemos vencido a las sombras, y al miedo.
A nuestra manera, serenos pero caminando, con el apoyo mutuo del que quiso saber de nosotros, lo conseguimos mama, ahora a por los deseos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada