lunes, 13 de marzo de 2017

Diario de un cuidador inexperto
Hoy reforcé mis estrategias de conseguir tener distraída a mi madre,cargue con tres álbum de fotos, y me reforcé con las zarandajas de Fermin Alegre,le deje la caja de zarandajas sobre la mesa,y ella miro la rejilla del anero,eso decía mi padre se parece a un Anero,mi madre le dijo no Antonio,es un libro raro,una caja con una cinta morada donde salen papeles.
Yo le leí unas zarandajas,con buen tono pero se quedo dormida,mi padre decía te acuerdas cuando serniamos con el anero los garbanzos que cogíamos,en la casa Peralta.
Como no recordar aquellas madrugadas de agosto cuando con un calcetín roto arrancábamos los garbanzos de aquellas matas salitrosas,con las manos sangrando llegamos a casa y por la tarde a las eras, a girar el anero y separar el fruto de la paja.
Hoy pase las fotos con mi madre una por una,las fotos antiguas hace unos meses eran una buena estrategia,ahora no sirvió de nada ella no reconocía ninguna de las imágenes que aparecían en ese álbum,ella decía si,pero no recordaba quien era ella,no conocía a sus nietos ni a sus vecinas,la deje en silencio con el libro en sus manos abría las paginas y las cerraba,ahora esta llorando,me ha llamado y me ha dicho llévame al cuarto de aseo,se a quedado un rato mirando el espejo y me a dicho muy seria joselito cuando me llevaran con mi madre,se secaba las lagrimas con el pañuelo y le he dicho cuando ella te llame mama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada