jueves, 16 de marzo de 2017

DIARIO DE UN CUIDADOR INEXPERTO
Ayer me contaba mi madre que la tierra no era igual en todos los sitios,a ella la tierra que mas le gustaba para sus macetas era la del Agua Gallega,para plantar un jazmín la del agua GALLEGA, para plantar una madre selva la de las tres fuentes,y lo principal mucho cariño se aprieta la tierra suavemente me dice se coloca en el centro el alevin del jazmín, y se riega por las tardes cuando se esconde el sol joselito.
A ella le encanta las plantas hasta la que tiene de plástico que según ella esta creciendo, hablar de macetas, es la única manera de sacarla de su bucle, de una rutina de esperar los días sin esperanza y pasar las noches que no tienen fin,las plantas la sacan de todas las ataduras negras que la vida nos depara a tod@s los que estamos mas cerca de la muerte que de la vida.
Hoy yo trabaje todo el día con la tierra,mi trabajo de esclavo meda aveces unos placeres que para otros seria una tortura, cavar la tierra ayer estuve en la Ribera de Cabanes, y fue maravilloso, ver la exploxion de colores, desde mi atalaya de piedra, divisaba el mar y un murmullo de aves que vuelven,la niebla se levanta lentamente a lo lejos uniendo cielo con mar,el expectaculo visual es inigualable, los mil verdes confundidos con el azul y el gris blanquecino, ver como se funde cielo y mar,y yo con mis manos abriendo un pequeño orificio en el pulmón de Cabanes,la tierra de la plana es fina y después de terminar el trabajo,y lavarlas con el agua caliza, pero dulce, de embadurnarlas con aceite de oliva de Baeza, las manos me quedan como las de un bebe mama.
Ella me enseño desde pequeño que la mejor crema de manos es el aceite de oliva y esa es mi crema para las manos y la cara desde siempre.
Hoy trabaje en tierras de Sagunto y aquí hay que ir con mimo con la tierra y aunque los lugares forman parte de mi rutina hay que saborearlos siempre,recordar que hay que disfrutar nuestro entorno, la tierra y todo el patrimonio arquitectónico que tenemos, que aunque forme parte de nuestra rutina, es un lujo el poder seguir emocionándose a diario con esos olores de una tierra que despierta,que abandona la noches suaves o frías, da lo mismo por que cuando el sol se cuelga de este cielo mediterráneo abre las cortinas al espectáculo de la vida.yo que no tuve vocación de agricultor y que muy niño fui carne de yugo no abandone jamas,el placer de un amanecer el amor a los jornaleros que como esta mañana en la huerta Saguntina, con una mezcla de razas de hombres y mujeres cogiendo el fruto de la tierra bendita tierra,
Mama me preguntas donde he trabajado hoy y te digo que en Sagunto, otro día te contare mama la historia de SAGUNTO, pero te diré que esta tierra es especial que cuando la lluvia de oro, empapa su piel,la fertilidades asombrosa,tierra que en sus entrañas guarda todo nuestro pasado, viva memoria, de culturas y de pueblos donde Griegos, Iberos, Romanos convivieron a veces en paz y casi siempre en guerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada