domingo, 27 de febrero de 2011

Amor en la catedral


 
27 diciembre 2010

En los hospitales y en las escuelas
es el único sitio donde te dicen
siempre lo que hay que hacer.

      Frank  Macourt

En el amor también.
Arderá el hielo de santa María
esta tarde prestada.
Lo incendiarán tus ojos cargados de amor
porque yo toqué tus labios,
los que nunca dejaste
sobre aquel cristal de invierno.
Vi el fuego sobre aquel corazón
ametrallado de santa María
donde el hielo perturbado
arde y sangra.
Sus ascuas son el fruto del amor.
Tú no lo sabrás nunca, jamás conocerás
los efectos secundarios de este amor
sagrado que no marchita.
Sólo cuando camines desordenada
en la bruma sobre el amor
sabrás que tú eres mi templo secreto,
la catedral sagrada de la carne.
El territorio que nunca abandonaré,
un milagro incomprensible que se llama amor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada